Bom Jesus, Braga

Here you have my last trip to Portugal. We stayed at the Parque Hotel next to the Bom Jesus temple. The views are spectacular and staying beside this monument was a realprivilege. This hotel is a great option if you are planning to visit Braga (don’t forget your car to drive downtown!) 

Si tenéis en mente visitar la ciudad portuguesa de Braga, podéis valorar la opción de dormir en el Hotel do Parque, en el Monte de Bom Jesus, donde se encuentra el santuario del mismo nombre. Este hotel está situado en un lugar privilegiado; desde la ventana de la habitación se puede ver la entrada del templo y unas vistas espectaculares de la ciudad de Braga. Un antiguo elevador llega a los pies del templo, justo al lado de un hermoso mirador donde te puedes tomar un aperitivo por un precio irrisorio. Un lugar perfecto para un paréntesis mágico y atemporal.

Anuncios

Huesca

Here you have some pictures of my visit to Huesca. Dry, cold and pure air; warm-colored stones and beautiful architecture. I ate at the Tatau Bistro, an interesting option. Trip’s souvenir: a self-bought present, a lovely pendant from Benjamin Ara’s atelier.

La semana pasada he estado en Huesca para asistir a un congreso y aquí os dejo unas fotitos de mi paso por esta bonita ciudad. Me sorprendió mucho su luz y el aire seco y puro que allí se respira. No dejéis de visitar la catedral (aquí veis su “vestidor”) y el monasterio de San Pedro el Viejo con sus hermosos capiteles. También os recomiendo comer en el restaurante Tatau Bistro, una opción muy interesante. Y nada mejor para coronar la visita que un auto-regalo: un precioso colgante de la Benjamin Ara para mi colección…

Picnic na Illa

IMG_20161001_164125.jpgCheck my new picnic basket: some dear friends gave it to me as a present and I am madly in love with it. I had the chance to use it this weekend for the first time. Beach picnic: the place was empty, a perfect spot for tasting some red wine and a selection of cold cuts. Afterwards we went for a dip into the cool, salty and limpid water for a perfect diggestion. Find your basket and rule the world!

Este fin de semana he podido estrenar este precioso y práctico regalo: una cesta de picnic. Esta caja de fantasía convierte cualquier lugar en un restaurante con increíbles vistas, en este caso a la Ría de Arousa, en la Illa. Un poco de vino y un surtido de embutidos para disfrutar del paisaje que escojas, lejos de las aglomeraciones y la ciudad. Si te pasas comiendo como fue mi caso, un baño en las frescas aguas de la ría para aligerar la digestión y entrar en modo vacacional. No tiene precio. IMG_20161001_155207.jpgIMG_20161001_155322.jpgIMG_20161001_155215.jpgIMG_20161001_160248.jpgIMG_20161001_164603.jpgIMG_20161001_164941.jpgIMG_20161001_162848.jpg

Dublin

DSCN4576.JPGI visited Dublin a couple of weeks ago and I can only say that I loved it. It reminded me a lot of Boston, or rather Boston reminds me of Dublin; now I know that those Irish roots are somehow behind Boston’s charm. On top of that I had some time to get lost in the streets of Dublin: no schedules, no duties, no routes, just walking alone randomly, following only my instincts for good food and interesting shops, what a great combination… 

Hace un par de semanas pasé un día en Dublín de camino a mi destino final, Galway. Nunca antes había visitado Irlanda y, como ya he dicho en un post anterior, la experiencia superó todas mis expectativas. No tenía referencias demasiado alentadoras de esta ciudad, sin embargo, mi breve paso por Dublín ha dejado una profunda huella en mí. Aunque parezca sugestión, en este lugar reconocí destellos de Boston (y de otros lugares de Nueva Inglaterra), otra ciudad de la que guardo un muy buen recuerdo, reforzado más ahora si cabe tras comprobar de primera mano su impronta irlandesa.

Nada me gusta más que disponer de una jornada libre de obligaciones, paseando sola por una ciudad desconocida, sin horarios, sin planes, con todo un universo urbano por descubrir. La combinación tiendas + restaurantes+ caminata maratoniana me vuelve loca. Además Dublín tiene unos restaurantes de comida japonesa, coreana, tailandesa y asiática en general, super recomendables. Visité docenas de tiendas, muchas de ellas vintage (son mi debilidad) y comí maravillosamente. La gente de una amabilidad insólita para una gran ciudad y el clima relativamente benévolo, favorecieron la visita perfecta. Para colmo, ese mismo día el luchador dublinés Conor Mcgregor, un icono nacional del MMA en Irlanda y el resto del mundo del que además soy muy fan, vencía en Las Vegas a Nate Diaz.

En el apartado de curiosidades de indumentaria viajera un breve apunte: los zapatos náuticos se revelaron como un gran must contra todo pronóstico: cómodos, ligeros, frescos y resistentes a la humedad, sin duda un gran descubrimiento.

DSCN4572.JPGb.JPGd.JPGDSCN4537.JPGDSCN4548.JPGDSCN4553.JPGDSCN4555.JPGDSCN4558.JPGDSCN4559.JPGDSCN4560.JPGDSCN4563.JPGDSCN4568.JPGDSCN4570.JPGDSCN4571.JPGDSCN4574.JPGDSCN4579.JPGe.JPGh.JPGa.JPG

Galway

1.JPGI have just arrived from Ireland and I want to share some pictures with you. These are from Galway: I went there for a congress and I got captivated by this beautiful spot. I love sea ports and this Irish beauty seduced me from the very first day. So many things reminded me of my own town and many others fulfilled my highest expectations about Ireland. Galway is a great opportunity to get the real Irish experience, give it a chance!

Hoy comparto con vosotros estas fotos de Galway, Irlanda, donde he estado la semana pasada para asistir a un congreso. Este pequeño lugar me conquistó desde el primer momento al igual que Irlanda en general, país cuya esencia queda perfectamente reflejada en esta pequeña ciudad costera. Nunca he encontrado gente más encantadora y amable y pocas veces he vivido en el extranjero sensaciones tan cercanas, por haber sido intuidas o soñadas desde hacía mucho tiempo. Tengo especial debilidad por los paisajes de costa y por toda su escenografía: me reconozco en todos y cada uno de los “mares” que me encuentro al viajar y todos reflejan algo pasado, instintivo e íntimo, pero en Irlanda esta sensación fue todavía más intensa e hipnótica. 2.JPG3.JPG5.JPGDSCN4596.JPGDSCN4594.JPGDSCN4599.JPGDSCN4600.JPGDSCN4605.JPGDSCN4604.JPGDSCN4608.JPGDSCN4610.JPGDSCN4617.JPGDSCN4655.JPG

Little India

b.jpgI can’t stop recommending this restaurant if you ever happen to go to Nazare, Portugal. Indian food in Portugal? yes, it might sound a little out of place, but trust me: in case you like Indian food or  good food in general don’t miss this opportunity. Exquisite and authentic meals served by a very kind and professional team (they don’t speak Portuguese, you have to address them in English). A nice surprise on the Portuguese coast: it is never too far away to live the genuine Indian experience.

Aunque parezca un poco extraño, esta es mi recomendación en cuanto a comida si visitáis Nazare (Portugal). Sé que un restaurante Indio no parece la opción más adecuada para sumergirse en la cultura portuguesa, sin embargo, mi teoría es que si descubres un sitio donde se come bien no mires a quien, o algo así. La comida de este pequeño restaurante del centro de la ciudad es deliciosa, el trato es amabilísimo y el precio estupendo. La carta es enorme y el personal del restaurante explica al cliente los detalles de cada plato anticipándose a posibles dudas o sorpresas picantes, incluso te avisa de cuanto va a tardar el plato en ser servido (un abrir y cerrar de ojos). Creo que ni cuando estuve en India comí platos indios tan ricos, ahí lo dejo…    f.jpga.jpge.jpgd.jpgc.jpgg.jpg

Nazare

8.jpgI have just arrived from Portugal, there we spent a peaceful week of good food and great landscapes. Here you have some shots from Nazare, a great seaside village where you can enjoy a huge beach and some incredible seascape views.

Hace una semana que he vuelto de un merecido descanso por tierras portuguesas; como es ya casi costumbre, pasamos unos días en el Hotel Palace de Curia (podéis ver el post sobre este increíble lugar publicado en julio del año pasado en mi sección de viajes), una experiencia de desconexión absoluta que recomiendo a los amantes del veraneo vintage. Después de Curia pasamos un par de días cerca de Nazare, en un hermoso pueblo llamado Alcobaça. En Nazare pudimos disfrutar de su playa y su increíble paisaje; si vais tenéis que subir hasta el faro desde donde se ven las mayores olas del mundo en la época invernal.  7.jpg2.jpg

134.jpg5.jpg9.jpg10.jpg14.jpg

12.jpg

Fachada nocturna del Hotel Palace de Curia 

11.jpg

Disfrutando de la terraza del Hotel Palace de Curia