Un potro en mi cojín

4My last experiment in the DIY universe is this cozy cushion made of foal fur. I decided to give life to a piece of this material that I kept for sometime (an old “just-in-case” purchase). I used velveteen for the back since two sides of fur were far too thick for my sewing-machine, poor thing… It looks perfect on my black chair: I love the contrast of both materials.

Estos días estoy costurerilla y me ha dado por aprovechar una piel de potro que tenía guardada. La compré barata porque tenía calvas, con la idea de utilizarla en algún bolso. Pude cortar un rectángulo suficientemente grande para hacer la cara A del cojín: para la cara B utilicé una pana con licra. El relleno es el más barato que encontré en unos grandes almacenes. Como es un corte irregular un lateral tiene el pelo más largo que el otro, lo que le da una cierta gracia. Como mi máquina no está diseñada para coser piel, tenía miedo de que con el pelo, la pieza fuese demasiado gruesa para su potencia. Por esto decidí rebajar el perímetro con una máquina de cortar pelo, como podéis ver en la foto abajo. Es una idea sencilla y el cojín de potro queda muy chic en cualquier silla o sofá.123  5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s