Berlinadas

23

Most of my trips have a shopping side and Berlin was no exception. Before travelling I usually identify my shopping targets and I draw maps of consumerism as in war invasions; in this case it was mostly a vintage landscape so I filled Berlin street map with red spots of possible preys, my retro temples for shopping. I also located most important malls but those you meet without effort. I was quite successful both in window shopping and in actual shopping mostly around Schöneberg and Kreuzberg neighborhoods. 

Cuando viajo con el tiempo muy ajustado suelo identificar previamente mis objetivos consumistas como si de una estrategia bélica bien diseñada se tratase. En el caso de Berlín, como acostumbro a hacer al visitar otras capitales europeas, tracé un plano de los puntos de venta de artículos vintage más singulares de la ciudad, no solo porque me interesen estos lugares sino porque donde estos se encuentran suele haber siempre algo interesante que curiosear. Casi todos mis objetivos estaban en los barrios de Schöneberg y Kreuzberg y allí aterricé, no en paracaídas sino en bicicleta, aunque muchas veces mi llegada fue igual de aparatosa. Por el accidentado camino, fui marcando el sendero como Pulgarcito, dejando atrás entre otras cosas varios mapas que me fueron cayendo involuntariamente de los bolsillos dada mi velocidad y ansia viva por llegar a todas mis metas compradoras. A algunas tiendas llegué por mis mapas de busca del tesoro y con otras tropecé por la pura chiripa del guiri suertudo, como fue el caso de Made in Berlin, una meca del vintage con tantos artículos que hasta se dan el lujo de organizarlos por colores. Sin duda, de todas mis adquisiciones, la favorita ha sido un broche con forma de cocodrilo dorado articulado de ojos verdes, verdes como la albahaca, que ha pasado a ser mi broche favorito. Los reptiles y los felinos en bisutería para mi siempre han sido una debilidad, resulta ser que ahora mismo los cocodrilos son un must de la joya, solo hay que ver el catálogo de Aristocrazy (www.aristocrazy.com) plagado de cocodrilos en broches, pulseras y colgantes. Me compré otro más clásico en tonos caramelo también muy bonito y unos guantes de piel verde oscuro para cuando vuelva el invierno (pero que se tome su tiempo). Dentro del falso vintage adquirí también un reloj que aunque será moderno y chino parece de abuelita rusa de la primera guerra mundial. Como no podía ser de otra manera estando en Alemania, me compré unos ugly shoes en denim (otro must del momento) tan cómodos que parecen las zapatillas de andar por casa. Ya en el apartado window shopping visité muchas tiendas de decoración que me encantaron y un par de centros comerciales, Alexa y Kadewe, en el primero solo mareé prendas y en segundo me hice maquillar.

24

24 (2)

25

22

21

31

shop: Art Door http://www.artdoor.de/

30

shop: Art Door http://www.artdoor.de/

28

32

IMG_20150508_142833

IMG_20150507_154046

20

12

3

41

42

Anuncios

Un comentario sobre “Berlinadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s